Acuarelas Maxi

Cuando se desarrolla una labor de aprendizaje resulta de gran utilidad compartir la experiencia adquirida por otras personas que se han enfrentado a la misma situación. Es por ello, que con este ejemplo lo que pretendo compartir mi experiencia con los simpatizantes de la pintura a la acuarela, dando a conocer cuál es mi forma de hacer, a la que he llegado después de varios años de dedicación a la pintar con acuarelas.

Nunca he asistido a clases de pintura y los conocimientos que poseo los he adquirido a través de diversos libros de pintura que han pasado por mis manos. Una muestra del resultado de este proceso, quiero ponerlo a disposición de los interesados en la pintura a la acuarela para que vean cual es mi forma de resolver y cuales son los pasos que sigue una de mis acuarelas hasta llegar al resultado final.

Mi primer consejo para quienes quieran pintar a la acuarela es que nunca dejen de leer libros y publicaciones sobre pintura, que adquieran algunos de ellos y los utilicen como libros de consulta permanente, que los lean y relean varias veces y acudan a ellos para ver como aparecen resueltas las cuestiones que en concreto se les puedan plantear. Los libros aportan los conocimientos necesarios sobre el medio y la técnica, y presentan ejemplos y detalles sobre las distintas formas de hacer. Siempre es recomendable su lectura y consulta.

En la medida de las posibilidades de cada uno, también es recomendable asistir a la clases de pintura, para adquirir conocimientos y desarrollar la técnica a través de las enseñanzas del profesor. Las clases sirven además para compartir experiencias con los demás alumnos y hacer amigos entre personas con las que se comparten las mismas inquietudes.

Con este ejemplo se pretende compartir una experiencia que consiste en ver como un acuarelista desarrolla su oficio. Contribuir con una idea o elemento más a comparar con otras formas de hacer y habrá de utilizarse de igual forma que los que aparecen en los libros.

No es recomendable copiar el ejemplo del libro ni las obras que aparecen publicadas. Lo recomendable es acudir al libro a consultar como ha resuelto el autor el conjunto de la obra o un elemento concreto de la misma. Hay que fijarse en como se ha pintado un árbol, un reflejo, una figura o la obra en su conjunto, para aplicar esta forma o conjunto a nuestro caso concreto, que tampoco habrá de ser igual a la publicada en el libro sino la que desarrolle cada uno en virtud de sus propias ideas y de los conocimientos que vaya adquiriendo.

 

La composición del asunto

Concedo especial importancia a la elección del asunto y a su encuadre. Cuando llego a un sitio que me gusta, me centro en el motivo principal que quiero pintar y luego busco el arreglo y encuadre de los demás elementos.

En este caso vengo con la idea de pintar un acantilado pero, al llegar a este sitio me ha gustado la casa y los árboles que la rodean y, decido que lo que quiero pintar es la casa. El motivo principal va a ser la casa, que habrá de situarse en armonía con los demás elementos que componen el asunto.

Me acerco y alejo dos o tres veces para buscar el mejor encuadre. Me gusta el acantilado y el conjunto que forma con la casa y los árboles, pero para este caso quiero algo sencillo. Solo la casa y los árboles, me olvido del acantilado.

Tema para acuarela 1
Tema para acuarela 2
Tema para acuarela 3
Tema para acuarela 4

Cualquiera de estos enfoques dará lugar a un buen arreglo para pintar una acuarela

Escogiendo la mejor luz
La hora del día y la luz es un elemento de especial importancia. Este sitio está orientado al este. Por la tarde presenta este aspecto. Habrá que salir a pintar por la mañana. La mejor hora es entre las 9 y las 12 de la mañana.
Este es el tema escogido para pintar la acuarela
Finalmente decido que lo que quiero pintar es algo sencillo y este enfoque me gusta. Este es el tema que voy pintar.

 

Análisis del resultado

Antes de "empezar a pintar" quiero proponer una reflexión sobre el resultado final de la obra. He pintado esta acuarela dos veces. La primera de ellas s in saber que luego la utilizaría para esta finalidad

Acuarela pintada al natural
Esta acuarela la he pintado del natural, a primeros del mes de septiembre de 2005. He utilizado papel de la marca Guarro, de 240 gramos/metro cuadrado,  grano grueso y a un tamaño de 25 por 34 centímetros
Acuarela pintada en casa para el ejemplo
Esta otra la he pintado en casa con la finalidad de ilustrar este ejemplo. He utilizado papel Guarro de 350 gramos/m2, grano medio y a un tamaño de 34 por 48 centímetros.
En el primer caso se ha pintado sin preocupaciones añadidas. Solo se pretendía pintar una acuarela.

En el segundo caso se ha pintado en veces, con la preocupación añadida de ilustrar este ejemplo, parando y arrancando, tomando nota de las colores utilizados y haciendo fotografías de cada estado de la pintura, y como se puede comprobar el resultado final de la obra lo acusa. En el primer caso se ve una acuarela resuelta de forma más espontánea y en el segundo, un resultado más rígido, marcado por el para y arranca, en el que se ve la falta de un toque de espontaneidad.

 

Pintando una acuarela paso a paso

Materiales.-

Papel.- Utilizo casi siempre papel grueso, de más de 300 gr/m, que no precisa estirarse. En este caso elijo papel Guarro de grano medio de 350 gr/m2, en lámina de 50x70, que cortado por la mitad da una acuarela de 34x48 cm. Fijo el papel al tablero con papel engomado, del tipo "cinta de carrocero".

Caballete.- En casa utilizo un caballete de sobremesa. Para pintar fuera tengo un caballete típico de acuarela, aunque en el presente caso (la acuarela pintada en el exterior) he tenido apoyo en las rocas del acantilado y no he utilizado caballete. 

Paleta/acuarelas.- Caja paleta de 12 colores en godets, formada por los que utilizo normalmente (amarillo de cadmio, siena natural, naranja, siena tostada, rojo de cadmio, carmín, verde hocker, azul cerúleo, azul ultramar, sepia, malva y gris payne). Ocasionalmente, y dependiendo del asunto, puedo llegar a utilizar hasta 16 colores, añadiendo a éstos, verde permanente, amarillo limón, azul prusia y goma guta.

Pinceles.- Para este caso he utilizado una paletina de 4 cm de ancho y  pinceles redondos de los números 14, 12, 8 y 4. En otros casos también utilizo pinceles planos de los número 12 y 18.

Otros.-  Lápiz HB, goma de borrar Milán, trapo de algodón y papel cocina. Nunca utilizo esponja (porque no le encuentro ninguna utilidad). 

Primera fase

 Primera fase, humedeciendo el cielo
Fijo el papel al tablero con papel engomado (del tipo "cinta de carrocero"). Lo coloco en el caballete a una inclinación de 45º y hago un dibujo preliminar bien detallado.

Con la paletina humedezco el cielo para pintarlo en húmedo. Para ello utilizo mezclas de azul ultramar y cerúleo con algunos toques de carmín y gris payne en distintas proporciones, dependiendo de la zona a pintar.

 Primera fase, pintando en húmedo sobre húmedo

Añado agua en algunas zonas para que la mezcla quede más clara y con papel secante (papel de cocina) se absorbe color en algunas partes para quitar la pintura que arroya en exceso. Pinto la montaña de la derecha con malva y gris payne.

Coloco el tablero en plano y dejo secar.

 Primera fase, pintado el cielo dejo secar en plano
Llegados a este punto la acuarela presente este aspecto.

Segunda fase

Segunda fase, pintando los planos intermedios
Pinto el tejado con rojo de cadmio y siena tostada. Los arbustos con mezclas de verde hocker y amarillo de cadmio con algunos toques de naranja, siena tostada y sepia. La pradera con amarillo de cadmio y azul. Los árboles con mezclas de verde hocker, naranja, ultramar, sepia y gris payne. Los árboles de la derecha y los arbustos con cadmio, hocker, ultramar y cerúleo, buscando las distintas tonalidades de cada zona.
Segunda fase, pintando el primer plano
Para la hierba doy pinceladas verticales de distintos colores. Preparo varias aguadas que luego se irán mezclando sobre el papel, dejando algunos espacios en blanco para dar la sensación de hierbas altas. Para ello utilizo siena natural,  verde hocker, siena tostada, sepia y naranja mezclados en distintas proporciones y aplicados mediante pinceladas verticales en húmedo sobre seco.

Tercera fase

Tercera fase, pintando los árboles
Para las partes en sombra de la casa utilizo gris payne y malva.

Los árboles que están encima de la casa con verde hocker y sepia. Los de la izquierda con verde, siena natural y siena tostada. Para las partes mas oscuras añado ultramar a la mezcla. Los troncos con sepia, añadiendo ultramar y payne para las partes más oscuras.

Tercera fase, últimos retoques
Finalmente doy algunos retoques a las partes más oscuras y se añaden detalles para resaltar el dibujo utilizando mezclas oscuras con poca agua

Resultado final

Acuarela pintada en pasos

Acuarela pintada del natural

Finalmente la acuarela presenta este aspecto

Y nuevamente se propone su comparación con la que he pintado del natural